¿cómo funciona un matamoscas eléctrico?

 La instalación de uno de estos dispositivos puede realizarse tanto en viviendas privadas (porches y jardines) como en recintos comerciales e industriales (restaurantes, industrias alimentarias o granjas, por ejemplo)

 El funcionamiento de un matamoscas eléctrico responde a dos principios básicos:

  1. atracción del insecto
  2. exterminio mediante descarga eléctrica

El proceso de atracción del insecto se realiza mediante principalmente mediante luz ultravioleta  (luz actínida) específicamente diseñadas para llamar la atención de las moscas y mosquitos.

Las modernas tecnologías de hoy en día hacen que estas lámparas de luz ultravioleta sean capaces de mantener su efectividad tanto en condiciones de luz natural como bajo iluminación artificial.

La efectividad de atracción de un matamoscas eléctrico puede verse aumentada gracias a atrayentes químicos, que se colocan en el aparato y lo impregnan de un olor específico para atraer a los insectos.

 Atrayente para insectos

En la fase de exterminio, una vez el insecto se aproxima al matamoscas eléctrico, muere y queda depositado en la bandeja de la parte inferior, que puede limpiarse una vez llena.

 

¿dónde colocar un matamoscas eléctrico?

 Los matamoscas eléctricos pueden colocarse sobre cualquier superficie, aunque lo más habitual (por razones de efectividad y de higiene) es su emplazamiento en lugares elevados dentro del espacio que se quiere controlar.

 La mayoría de los exterminadores disponen de sistemas de anclaje para ser colgados del techo, incluso algunos incorporan su propia cadena metálica para facilitar esta tarea.

 ¿Matamoscas eléctricos domésticos o profesionales?

Existen matamoscas eléctricos para uso particular, que pueden cubrir las necesidades de pequeñas estancias en una vivienda de manera más o menos efectiva, pero en nuestro catálogo solo nos centramos en aparatos de calidad profesional.

Estos matamoscas eléctricos industriales pueden cubrir un amplio rango de perfiles de uso, desde el porche o jardín de una vivienda hasta restaurantes, cocinas industriales, industrias alimentarias o granjas.

El matamoscas más pequeño de nuestra gama es el ECOKILL 2012, que puede cubrir un área de hasta 80 m²,

 Matamoscas eléctrico ECO KILL 2012

Mientras que el modelo HALLEY cubriría hasta 200 m².

 Matamoscas eléctrico HALLEY 2214-S

Dependiendo de tus necesidades deberás optar por uno u otro modelo, pasando por toda la gama intermedia.